Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta

Finaliza con éxito primer Diplomado de Astroingeniería de la Región

IMG_6795

El pasado fin de semana, 10 y 11 de junio, culminaron las clases del primer Diplomado de Astroingeniería de la Región, impartido por la Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta. Este diplomado tuvo como objetivo principal la formación de capital humano avanzado con el fin de prestar servicios de alto nivel a la industrial astronómica.

17 fueron los estudiantes que formaron parte del Diplomado de Astroingeniería que tuvo una duración de 144 horas y que finalizó su modalidad presencial el pasado sábado 11 de junio. Ahora los alumnos entran en la fase de preparación de tesis de grado, la que culminará el sábado 2 de julio.

La astroingeniería es la combinación de astronomía e ingeniería con objeto de resolver necesidades de la segunda con las técnicas más avanzadas que ofrece la primera. La familiarización de los ingenieros con estas técnicas ofrece un tremendo potencial de innovación no sólo para la industria astronómica sino que también para otras áreas hacia las cuales la transferencia de conocimiento y tecnología es posible. Actualmente 50% de la infraestructura astronómica del mundo se encuentra en nuestro país y en 10 años se proyecta que esta sea de alrededor del 70%.

El Diplomado de Astroingeniería reunió a profesionales no sólo de diversas ramas de la ingeniería, sino también de distintas ciudades del país. Alumnos de  Calama, Santiago y Viña del Mar, viajaban cada fin de semana desde sus ciudades para asistir a este curso de profundización. Julio Miranda, ingeniero electrónico proveniente de la ciudad jardín, expresó que “la gran mayoría de las instalaciones astronómicas de Chile se encuentran en la Segunda Región, lo que le da un plus importante para que profesionales como mis compañeros y yo, sintamos el interés de  venir aquí y lograr tener algún tipo de acercamiento con los grandes observatorios”. 

Entre los contenidos impartidos en este curso de profundización, el que mayor impacto tuvo entre los alumnos del diplomado fue el de Systems Engineering,  por su enfoque  en el manejo de sistemas complejos. Robinson Fáez, ingeniero civil electrónico radicado en Calama, manifestó que “la etapa de instrumentación que nos dio a conocer las herramientas que existen para el manejo de sistemas complejos fue lo que más nos llamó la atención, principalmente porque es un contenido aplicable a cualquier campo, es transversal, lo que nos resulta muy beneficioso para aplicar en nuestras diferentes áreas”. 

Uno de los principales beneficios que identificaron los estudiantes del diplomado de astroingenieria fue la adquisición de contenidos que mezclan la astronomía con las ciencias afines, además de la generación de una red de contacto para el desarrollo de nuevas oportunidades  en lo referente a la industria astronómica, como los son los proveedores industriales. Juan Cuadra, ingeniero civil informático de la ciudad de Antofagasta, comentó que “la oportunidad que nos brindó el diplomado en la obtención de una red de contactos, fue de gran importancia sobre todo para quienes tenemos nuestras pequeñas empresas, ya que nos abre las puertas para un nuevo nicho laboral que va en aumento y nos entrega conocimientos nuevos en el área de la astroingeniería”.

En Chile no existe un gran número de centros de astroingeniería y que además ofrezcan una posibilidad de estudio. Para Jorge Anaís, licenciado en astronomía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, este diplomado es uno más de los plus que tiene la Segunda Región, además de su cercanía con los grandes observatorios. “He visto que la Unidad de Astronomía de la UA tiene un papel importante en la difusión de la astronomía hacia la comunidad; ésa es una diferencia que yo encuentro con Santiago. Si bien allá existen centros de astroingeniería, no se realizan actividades con frecuencia  como si lo he visto acá; además  el desarrollo de este diplomado y del futuro magister le otorga una diferenciación a la Región”. 

Este diplomado formó la base para el desarrollo del Magíster en Astronomía con mención en Astroingeniería, Astronomía Observacional y Astrobiología que será dictado el segundo semestre de 2016. Para Luis Hernández, ingeniero civil metalúrgico, este magister se transforma en una gran oportunidad de seguir ampliando sus conocimientos en el área de la astroingeniería y manifestó que “la mayoría de los que tomamos el diplomado somos amantes de las ciencias; lo que nos gusta es aprender cosas nuevas e interesantes y poder aplicarlas en nuestras diferentes áreas de la ingeniería, por lo que obtener un grado de master se transforma en algo mucho más interesante”. 

El Diplomado de Astroingeniería fue una actividad generada por la Unidad de Astronomía de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad de Antofagasta, apoyado administrativamente por el Centro de Educación Continua CEC-UA y con apoyo de la plataforma virtual de la Universidad de Antofagasta. La creación de éste se enmarca en el contexto del proyecto del fondo de innovación para la competitividad FIC-R 2014 “Educación de alto nivel y revisión de servicios para la industria astronómica; una iniciativa en astroingeniería en la Región de Antofagasta”, del Gobierno Regional de Antofagasta.

“Centro Regional de Astroingeniería” es un proyecto FIC-R, ejecutado por la Universidad de Antofagasta, a través de su Unidad de Astronomía (nombre formal del proyecto: Educación de alto nivel y provisión de servicios para la industria astronómica; una iniciativa en astroingeniería en la Región de Antofagasta”). La iniciativa es financiada con aportes del Gobierno Regional de Antofagasta, con recursos aprobados por el Consejo Regional CORE. El proyecto cuenta además con el aporte del fondo QUIMAL-CONICYT para el Desarrollo de Tecnologías de la Astronomía Nacional.