Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta

“Con la astrofotografía uno puede capturar un trozo de cielo y llevárselo a su casa”

The close of day leaves a band of pale light on the horizon as the stars swing about overhead at Paranal.

El proyecto FNDR 2% de Cultura, Línea Especial de Financiamiento (LEF), adjudicado por la Unidad de Astronomía de la UA, tiene dos partes. La primera, que ya se realizó, fue el desarrollo de talleres que otorgaron competencias en astrofotografía a artistas regionales de las ciudades de Calama y Antofagasta. La segunda parte, y que está pronto a realizarse, es la generación de una muestra itinerante de astrofotografías tomadas por estos artistas regionales, la que circulará por al menos siete comunas. Además, de una muestra que se encuentre de manera estable en el auditorio del Observatorio Ckoirama.

Uno de los instructores de los talleres de astrofotografía que se desarrollaron en Antofagasta y Calama, fue Farid Char, quien además estará a cargo de guiar las salidas a terreno para la toma de las astrofotografías que serán exhibidas posteriormente. Farid es psicólogo de profesión, sin embargo, hace más de 15 años que se desempeña en el área de la astronomía, desarrollando diversas funciones en investigación, educación y divulgación. Parte de sus intereses están puestos en la escritura, en la ciencia ficción y en recorrer el mundo con su cámara fotográfica tratando de entenderlo.

– ¿Cómo y cuándo comenzó tu interés por la astrofotografía?

Mi interés por la astrofotografía surgió hace muchos años, tras leer un libro que me hizo descubrir que la oportunidad de observar el cielo en un telescopio no tenía por qué limitarse a una experiencia efímera, y gracias a la fotografía y sus múltiples técnicas, uno puede capturar un ‘trozo’ de cielo y llevárselo a su casa para contemplarlo en cualquier momento, y allí dejar plasmados innumerables puntos de luz que tuvieron que recorrer millones de kilómetros para llegar a nuestros ojos, lo cual me parece fascinante.

– ¿Cuáles fueron tus primeras experiencias como astrofotógrafo?

Mis primeras experiencias surgieron a partir de 2009, cuando tuve la oportunidad de trabajar por primera vez en el Observatorio Paranal. Debido a que mis funciones requerían controlar un instrumento científico por varias noches seguidas, durante mis tiempos libres experimentaba con una cámara Point&Shoot, que posteriormente modifiqué para obtener mejores resultados, y más adelante terminé reemplazándola por mi actual cámara réflex para tomar ventaja de uno de los cielos más oscuros del mundo.

– ¿Cuáles han sido los trabajos que has hecho en el área de la astrofotografía?

He hecho trabajos a título personal y por encargo de varias instituciones, pero podría destacar algunas imágenes específicas de los telescopios de Paranal y Cerro Armazones (hogar del futuro E-ELT) que me significaron ser incluido dentro del grupo de Photo Ambassadors de ESO (desde 2012) y mi rol como fotógrafo de SOCHIAS para tomar foto-esferas en 360° de los grandes observatorios situados en Chile, para exhibirse a través de realidad virtual en la última Asamblea General de la IAU en Hawaii (2015). Entre varios otros proyectos, incluyendo uno en curso para capturar todos los observatorios de la Región de Antofagasta, por encargo del Programa EXPLORA CONICYT.

– ¿Cuáles serán los lugares en donde se tomarán las astrofotografías?

Algunas comunas, lugares icónicos y emblemáticos de la Región. Aún no podemos decir exactamente que lugares visitaremos, aunque ya tenemos varios establecidos como San Pedro de Atacama y la Mano del Desierto. Los demás preferimos anunciarlos cuando estemos próximos a las salidas, así mantenemos el misterio por un poco más de tiempo.

– ¿Cuándo comenzarán a tomarse las imágenes? y ¿cuándo se dará por terminado el trabajo?

Se espera que comencemos en julio con la toma de las astrofotografías y a mediados de agosto podamos tener finalizada la muestra.

“Un espacio para la astrocultura en el corazón del desierto” es un proyecto FNDR 2% de Cultura, Línea Especial de Financiamiento, postulado por la Universidad de Antofagasta y ejecutado por su Unidad de Astronomía. La iniciativa es financiada por el Gobierno Regional de Antofagasta, con recursos aprobados por el Consejo Regional CORE. Patrocina el Consejo de la Cultura, Región de Antofagasta. El proyecto cuenta además con importantes aportes de Minera Escondida Ltda.