Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta

“Tránsito de Mercurio”, un fenómeno poco común

c-1280

Este lunes 9 de mayo podremos observar cómo el planeta Mercurio cruza frente al Sol, fenómeno que en astronomía se denomina “tránsito”. Esto ocurre cuando el planeta Mercurio, durante su órbita alrededor del Sol, se interpone entre éste y la Tierra. En nuestro sistema solar sólo Mercurio y Venus pueden dar pie a este fenómeno, ya que son los únicos planetas que se encuentran entre la Tierra y el Sol.

El transito de Mercurio es mucho más frecuente que el de Venus, debido a su proximidad con el Sol. El último evento observable de este tipo ocurrió en el año 2006 y el próximo será en el 2019. En contraste, el último transito de Venus fue en 2012, y la próxima vez que este fenómeno tenga lugar será en el 2117.

El astrónomo Christian Nitschelm nos explica que “este es un fenómeno no muy espectacular, pero sí raro y poco común. Podrá ser visto en casi todo Chile, siendo más difícil en el sur de nuestro país, principalmente porque en esta época del año el Sol tarda más en ser visible sobre el horizonte desde esas latitudes, lo que es un elemento clave para poder observarlo”.

El tránsito de Mercurio tendrá una duración aproximada de siete horas y podrá ser observado entre las 8:10 y las 15:40 h, siendo su punto máximo alrededor de las 11:50 h. Posterior a este horario ya no será visible, debido a que el planeta habrá cruzado el disco solar completo.

El primer tránsito de Mercurio observado en la historia fue visto en 1631 por el astrónomo francés Gassendi quien, tras leer un libro con la predicción y los cálculos realizados anteriormente por Johannes Kepler, pudo observar este fenómeno.

Nitschelm nos cuenta que “los tránsitos de Mercurio no fueron muy importantes para la historia de la astronomía, como si lo fueron los de Venus que permitieron medir más fácilmente la distancia entre la Tierra y el Sol. Para cuatro tránsitos de Venus, en 1761, 1769, 1874 y 1882, hubo expediciones para observar el fenómeno. Éstas no acabaron del todo bien, ya que conllevaron guerras y otros acontecimientos”. 

Este fenómeno no podrá ser apreciado a simple vista debido al pequeño diámetro angular que tiene Mercurio, por lo que se recomienda que quienes deseen observarlo utilicen las herramientas apropiadas y lo hagan en compañía de expertos. Los telescopios deben usar filtros diseñados para observación solar, pues de otro modo pueden producir daño a los ojos de los observadores o inclusive provocar incendios. Otra forma de hacer la observación es proyectar la imagen del Sol en una pantalla blanca usando un par de binoculares. A falta de un filtro mejor se puede usar una radiografía negra delante de los binoculares, de modo de atenuar la luz solar. No es aconsejable, por razones de seguridad, observar directamente con los ojos a través de binoculares o telescopios si no se está en compañía de un observador experimentado.

Si las condiciones climáticas lo permiten, el Transito de Mercurio podrá ser observado perfectamente desde Antofagasta. Para esto hemos dispuesto dos actividades que llevaremos a cabo en las dependencias de la Universidad de Antofagasta, Campus Coloso. Entre las 10:00 y las 16:00 h estaremos en el Observatorio Nayra realizando un seguimiento del fenómeno y demostrando varias técnicas de observación que enseñaremos a los visitantes del público general. También ofreceremos en dos horarios una charla que aborde las características principales de este evento. La charla se dictará a las 12:00 y a las 15:00 h en el galpón de Explora, ubicado frente el Departamento de Física del Campus Coloso de la UA.

Ambas actividades serán gratuitas y abiertas a público general. Sin embargo, si usted desea participar con su establecimiento educacional deberá ponerse en contacto con astro.vinculacion@uantof.cl.