Centro de Astronomía de la Universidad de Antofagasta

UAUA inicia explotación científica del Observatorio Ckoirama

Durante febrero de 2018 la Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta (UAUA) dio comienzo al uso del Observatorio Ckoirama para tareas de investigación astronómica profesional. El trabajo fue desarrollado en terreno por la primera generación de estudiantes del Magíster en Astronomía de la UA, creado en 2017, y se enmarcó en la colaboración científica internacional EURONEAR, que desarrolla estudios de cuerpos cercanos a la Tierra en nuestro sistema solar.

Los estudiantes de Magíster en Astronomía, Gonzalo Aravena, Héctor Salas, Carola Sáez y Andrea Vásquez fueron entrenados por Juan Pablo Colque, Coordinador de Astroingeniería de UAUA, antes de enfrentar sus primeras observaciones sin supervisión directa. “Fue una excelente oportunidad de aprendizaje, como alumno de magíster, el poder participar de estas observaciones que son parte de un proyecto de verdad y no sólo un ejercicio para los alumnos” puntualizó Héctor Salas, uno de los participantes en las observaciones. “El hecho de que parte de las observaciones se hayan hecho con Ckoirama es algo súper bueno ya que significa que con los recursos que tenemos disponibles en la universidad se pueden realizar observaciones cientificas” agregó el estudiante.

Similar opinión tuvo Penélope Longa-Peña, Directora del Magíster en Astronomía: “Tener la posibilidad de participar en colaboraciones internacionales durante el periodo de formación como científicos es una experiencia notable, que les enseña de primera mano el trabajo que estarán realizando a futuro. Estoy muy contenta con los resultados y el profesionalismo con que los estudiantes enfrentaron el desafío y aún más con la calidad de las observaciones que realizaron” señaló la investigadora. Cabe destacar que el trabajo desarrollado por los estudiantes dará pie a una publicación astronómica profesional en una revista de corriente principal.

El Observatorio Ckoirama comenzó sus operaciones en junio de 2015, gracias a un proyecto CONICYT QUIMAL 2013 y a varios aportes complementarios, incluyendo fondos propios de la UA. Se ubica en terrenos de la ex- Estación Yungay otorgados a UA en concesión  científica.