Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta

Nos habla el arquitecto del auditorio en el Observatorio Ckoirama

FOTO ENTREVISTA

“Un espacio para la astrocultura en el corazón del desierto” es un proyecto FNDR 2% de Cultura, Línea Especial de Financiamiento, que la Unidad de Astronomía se adjudicó y que tiene por objetivo generar material propio que apoye la investigación, educación, fortalecimiento del patrimonio cultural de la región e infraestructura para el observatorio Ckoirama.

Una primera instancia de este proyecto fue la realización de talleres de astrofotografía para artistas regionales, que permitirá la creación de una muestra itinerante y otra que permanezca de manera estable en el auditorio del Observatorio Ckoirama. La segunda instancia del proyecto es la construcción de este auditorio, en terrenos de la Universidad de Antofagasta, con dineros aportados por Minera Escondida. 

Carlos Contreras, arquitecto a cargo de la construcción del auditorio del Observatorio Ckoirama, nos cuenta en la siguiente entrevista, sobre la etapa en la que este se encuentra el auditorio, su diseño y las complejidades a la que se ha visto enfrentado.

– ¿En qué etapa se encuentra la construcción del auditorio?

 Aunque el proyecto ya fue terminado y evaluado económicamente, estamos realizando modificaciones finales con tal de asegurarnos que durante el proceso de licitación los valores propuestos por las constructoras estén dentro del margen que tenemos para su construcción.

– ¿Con quién o quiénes has tenido que trabajar en este proyecto?

El trabajo con el encargado del proyecto en el departamento de astronomía de la universidad, Eduardo Unda-Sanzana, ha sido fundamental ya que del diálogo y retroalimentación que tuvimos, surgieron los conceptos que dan forma al diseño arquitectónico del auditorio. Posteriormente, con diversos profesionales del área según la etapa del proyecto; ingeniero calculista, ingeniero eléctrico, etc.

– ¿Qué ha sido lo más complejo?

 La geometría del proyecto es compleja de resolver y llevar a planos constructivos, eso genera mucho trabajo adicional, además hacer un proyecto que tenga un diseño atractivo sin elevar demasiado los costos implica una coordinación mayor a la usual entre ingeniería y arquitectura.

– ¿En el diseño agregaste algún tipo de simbolismo?

El diseño de este proyecto, es una exploración que va en la búsqueda de encontrar un lenguaje Arquitectónico contemporáneo, que dialogue con las características medioambientales y paisajísticas de nuestro desierto.

Lo más importante para mi, es la idea de que el auditorio en sí sea un instrumento astronómico a gran escala, que apunta hacia un foco relevante de la cúpula celeste, y que los
usuarios al interactuar con el edificio desde el exterior establezcan un diálogo visual con el paisaje y el cielo, familiarizándolos así de manera lúdica con el tema astronómico.

– ¿Cómo será el diseño final? ¿En qué estará enfocado?

 El Auditorio interviene la horizontalidad y vastedad del paisaje desértico llevando la mirada del usuario hacia el polo sur celeste, esto busca hacer reconocible el punto donde el eje de la tierra intersecta con la cúpula celeste, su superficie útil será de 85 m2 y tendrá capacidad para alrededor de 60 personas.

“Un espacio para la astrocultura en el corazón del desierto” es un proyecto FNDR 2% de Cultura, Línea Especial de Financiamiento, postulado por la Universidad de Antofagasta y ejecutado por su Unidad de Astronomía. La iniciativa es financiada por el Gobierno Regional de Antofagasta, con recursos aprobados por el Consejo Regional CORE. Patrocina el Consejo de la Cultura, Región de Antofagasta. El proyecto cuenta además con importantes aportes de Minera Escondida Ltda.

VISTA 2